jueves, 21 de abril de 2016

Lúgubre Luna...

Decidido, asumo el desafío y busco allí donde siempre encuentro respuesta y una solución para descifrar el acertijo que supone tu mirada. Encuentros confusos que solo producen curiosidad, choques fortuitos que despiertan la tensión, noches en vela que me llevan hacia el abismo... 

Mi eterna compañera parece que quiere darme algo por lo que realmente merece la pena soñar...


"Dame el placer de poder conocer que se esconde en el cofre del deseo..."

Experiencia seducida por la ingenuidad del pecado. Aquella elocuente oscuridad que coquetea con el peligro y se jacta de no tener corazón, busca la panacea de sus heridas entre sonrisas y caricias, entre lírica y melodías, entre secuestros y bellas vistas... 
La supuesta ventaja no es más que un reflejo de sus juegos de pícara, no hay resistencia posible...

Aquí sigo, esperando al crepúsculo para romper las cadenas de la tentación. Y si...??

miércoles, 2 de marzo de 2016

Odio...

Múltiples veces me he preguntado qué busco en las letras... Más veces aún me he quedado sin respuesta. No la hay. Solo pienso, escribo y luego decido encontrar el sentido que hay detrás de mi incomprendida locura. Hay un sin fin de sentimientos inertes y fríos que se resumen en una simple palabra: Frustración.

Sigo al acecho de una buena razón para expresar las ideas que deterioran mi razonamiento y determinan mi oprimida idea de amor. He renegado al corazón y adoptado el tortuoso camino de la Lujuria, nadie me advirtió de sus numerosos peligros, solo descubro sus ínfimas ventajas.



Tú eres mi fuente de experiencia, yo soy la llave a una dolorosa condena...

Un deseo irrefrenable hacia el dolor, sabes que hiere, que escuece, que daña pero ese sufrimiento es el que te llena de una absurda satisfacción. Siéntela, vívela y deja que destruya todo lo que le da sentido a tu existencia. Tienes elección? Solo eres un monigote en manos de una decisión. Mírala, ella disfruta viéndote perderte en la droga que supone su sonrisa.

Algo  más que quieras ceder?


martes, 29 de diciembre de 2015

Opresión...

Buscando una razón para no destruir todo lo que nos da libertad, decido darle una oportunidad al romanticismo y al riesgo. Soy un escéptico soñador ahogado en la experiencia y el tiempo, el dolor, mi religión, el placer, mi paraíso. El destino me ha dado la oportunidad, la perspicacia, el poder.

Tú quieres paz, yo soy la guerra.

Delicadeza en forma de silencio, éxtasis en forma de seducción. Busco justo donde el corazón dijo "basta!" y tu cuerpo gritaba "continúa...". No conozco la piedad. No conozco el perdón. Si has decidido comenzar esto, me temo que te has adentrado en el camino de la opresión.

Cuál es tu opción? 

Días oscuros en un camino a la deriva. Quien me diría que mi propio crepúsculo determinaría mi objetivo y me llevaría donde nadie ha buscado jamas. Dime que quieres condenarme a la cárcel de tu cuerpo.

Un opresor oprimido. 

martes, 3 de noviembre de 2015

Juego...

Empieza.


Hazme saber cuando parar.


Y ahí estoy yo, intentando descifrar el significado del dolor. No quiero parar, no voy a parar... Soy una bestia desatada en busca del nirvana caótico que supone tu piel...

Llueven las cartas en el tablero y las fichas bailan traviesas pendientes del mejor postor, ávidas por conocer el tacto de la experiencia y la boca de una mujer hermosa. La suerte está en tus labios.

Solitario, ebrio e inspirado, veo mi apuesta partir en manos de la inquietud. No mientas a la noche y dile que buscas un alma donde liberar tu ira acallada, donde desencadenar una lujuria desmedida provocada por mi necesidad de satisfacer cada deseo de tu ser. No quiero parar, no voy a parar...

"Nada tiene el sabor de tu interior y poco me detiene de desquiciarme dentro de ti... Déjame catar el aroma de tus..."

Detente.





domingo, 1 de noviembre de 2015

Romanticismo...

Hijos de la amargura, buscamos un recuerdo donde solo existe una desdichada idea de amor. Yo, esquivo y arrogante, imagino una soledad que desgarra mi alma y azota mi inquietud en una apología inerte de besos ahogados en lagrimas y tristeza...

No tengo corazón. No tengo alma.



Oscuro romanticismo es mi signo de identidad. Tú buscas piedad, yo encuentro pasión. Será tu mirada la panacea de mis heridas? Las cicatrices son tan profundas como incomprensibles...

Déjame navegar por tu piel como sin de un mar infinito se tratase, no quiero etiquetas ni limites, sólo quiero beber eternamente el agua de tus besos... Oscuridad perpetua que refleja lo opaco de mis sentimientos...

Un día, llegarás como si siempre hubieras estado conmigo. Cuidando mi locura, despejando mi maldad. Ese día, nacerá el romanticismo.

martes, 1 de septiembre de 2015

Magia...

Mi boca se regodea en la noche... Una constante búsqueda en la oscuridad de algo que no puede solucionarse con un concepto abstracto, imaginario, totalmente difuso y distorsionado... Quiero placer.

Lo busco.

Lo encuentro.



Casualmente, un sujeto puede ser la fuente incesante de tu locura. Quien dice locura, dice magia, placer, delicia, alegría... Lujuria... Tu piel, tus besos y tu respiración es la metamorfosis mística que busca mi cuerpo para saciar su egoísta necesidad de gloria, un síndrome que solo se cura bañándome en tu pelo y escuchando tus gritos de dolor... Dolor? Tan cerca del placer que te hace dudar de cuan cuerdo, hipócrita y oscuro eres...

Quieres más.

Mírame... Un instante bastará para perderte.


viernes, 19 de junio de 2015

Tiranía...

"Cuando menos te lo esperas, surge, crece, despierta... Es miedo, es pasión, es inspiración..."

Centremos el mundo en un momento, en un instante de pasión y desenfreno. De tentación por tu piel, por tus labios. Una casualidad que me lleva a tus ojos, que me lleva a rogar por el sabor de tu aliento. Un deseo tan fuerte que quema mi interior...



Soy un demonio adicto a la noche y consumidor de palabras. Busco una solución entre demasiados problemas, encuentro la oscuridad dentro de una maraña sucia y perdida de claridad, quiero y necesito un motivo para no desnudar tu cuerpo y perderme en la pureza de tu inocencia. 

Loco me llaman. No son conscientes de cuanto...

Dos son las veces que aposte a algo que simplemente no podía ganar, sin embargo, no hay día que no necesite repetir esa apuesta... Sigo sometido a la tiranía de tu belleza.