martes, 1 de septiembre de 2015

Magia...

Mi boca se regodea en la noche... Una constante búsqueda en la oscuridad de algo que no puede solucionarse con un concepto abstracto, imaginario, totalmente difuso y distorsionado... Quiero placer.

Lo busco.

Lo encuentro.



Casualmente, un sujeto puede ser la fuente incesante de tu locura. Quien dice locura, dice magia, placer, delicia, alegría... Lujuria... Tu piel, tus besos y tu respiración es la metamorfosis mística que busca mi cuerpo para saciar su egoísta necesidad de gloria, un síndrome que solo se cura bañándome en tu pelo y escuchando tus gritos de dolor... Dolor? Tan cerca del placer que te hace dudar de cuan cuerdo, hipócrita y oscuro eres...

Quieres más.

Mírame... Un instante bastará para perderte.


viernes, 19 de junio de 2015

Tiranía...

"Cuando menos te lo esperas, surge, crece, despierta... Es miedo, es pasión, es inspiración..."

Centremos el mundo en un momento, en un instante de pasión y desenfreno. De tentación por tu piel, por tus labios. Una casualidad que me lleva a tus ojos, que me lleva a rogar por el sabor de tu aliento. Un deseo tan fuerte que quema mi interior...



Soy un demonio adicto a la noche y consumidor de palabras. Busco una solución entre demasiados problemas, encuentro la oscuridad dentro de una maraña sucia y perdida de claridad, quiero y necesito un motivo para no desnudar tu cuerpo y perderme en la pureza de tu inocencia. 

Loco me llaman. No son conscientes de cuanto...

Dos son las veces que aposte a algo que simplemente no podía ganar, sin embargo, no hay día que no necesite repetir esa apuesta... Sigo sometido a la tiranía de tu belleza.

martes, 13 de enero de 2015

Inquietud...

Todo empieza con sorpresas y curiosidades...

Soy un fiel creyente de la lógica, hago una constante apología a lo evidente; Y por ello, negar las casualidades, cuando lo son, sería evidenciar mi ferviente estupidez...

"Calientes y suaves, mis manos recorren tu espalda intentando demostrar una pericia limitada por unos traicioneros nervios...
Me precipito en mis ganas por descubrirte..."


Infrecuente diablo estoy hecho. Todo lo que alguna vez fui o quise ser despierta sólo cuando escucho esa llamada. Hablamos de miedo, argumentamos experiencia y defendemos la locura... El tiempo , juega a su favor, la inocencia, quiere defender mi causa en un campo donde, al parecer, soy un simple espectador dejándose llevar por lo interesante de los acontecimientos...

"Catarsis ínfima en tus labios, lluvia que despierta un nuevo significado en tus ojos...
La oscuridad, nuestra mejor aliada..."

Me uno a una tendencia misteriosa que sólo me provoca una extraña sensación de inquietud. Una complementación inexplicable basada en la seducción que provoca el humo de un cigarrillo...

Bendita inquietud...

lunes, 22 de diciembre de 2014

Miedo...

Soy miedo... 

Un temor constante a dar un paso más, cruzar ese pequeño espacio que me separa de todo aquello que ansío. Paredes en forma de palabras que limitan mis movimientos. Irónicamente, mis decisiones me han llevado a este ¿callejón? sin salida o eso es lo que quiero creer... Miedo.


"Aquel, ha tomado el control, le he cedido, sin voluntad alguna, todos mis actos y sus respectivas consecuencias a pesar de saber que me acerco peligrosamente al caos... Pero, ¿A que tienes miedo?"

Un final que lleva a un nuevo comienzo. Lejos. Solo. 

Es el momento de crecer. Seducir al miedo.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Cura...

Últimamente, mi cuerpo ha estado embebido en una obsesión frustrante y que siempre me lleva al mismo pensamiento...

Me repito una y otra vez que esta necesidad, esta angustia, esta... presión en mi pecho, no se debe a este infierno... Pero, a quien pretendo engañar?

Te deseo. 

Mis manos quieren tocarte, sentirte, descubrir un nuevo concepto del placer en una caricia... Morder tus labios sería la cura perfecta para esta enfermedad que recorre mi piel cada vez que estás cerca, cada vez que siento tu aliento...

Solos Tú y yo... Calor... Desnudez...



Un simple roce... Recorrer tus pechos con una lentitud enfermiza y tener una excusa para morder tus labios... Otra vez... Besar cada ínfima parte de tu pecho y empezar un descenso concienzudo por tu estomago deteniéndome en cada curva de tu cintura... Busquemos la locura.
Un dedo será suficiente para perder el sentido, un beso, el motivo para volver a la coherencia... 
Carezco de imaginación así que dejemos paso a la sutileza...

Tus manos desgarrando mi espalda y las mías, recorriendo tus nalgas... Fuerte... Siéntelo...

Lujuria en forma de palabras, arrogancia presa de orgullo que necesita una cura... Me ahogo en esta soledad...

domingo, 21 de septiembre de 2014

Deseo...

La soledad es mi templo de locura, mi santuario en la obsesión...

Mi conciencia me guía hasta una cordura idealizada, estoy preso de mi propia arrogancia y mi estupidez continúa buscando palabras donde no hay más que hechos... Soy un simple esclavo ante una situación incapaz de dominar...



Mi orgullo decide claudicar cuando entro en una partida de cartas que no puedo ganar. Imposible parece ser un buen adjetivo para definir tu mirada. 

Todo se da por sentado y nada se da por entendido, la lógica ha emprendido un viaje del cuál, al parecer, no quiere volver pero ahí estoy yo, decidido a hacerla regresar y solucionar algo que mis palabras, mis actos y mis manos son incapaces de curar.

Quizás no se trata solo de mí...

lunes, 15 de septiembre de 2014

Prohibición...

El miedo a lo prohibido me persigue...

Soy un simple soñador que vive de fantasía en fantasía y de sensación en sensación. La soledad es mi cura, la realidad, mi perpetua condena... La experiencia me guía en una llanura de locura, dolor, placer y lujuria. Pintor de frases incoherentes y escultor de belleza en palabras... Un espejo que refleja muy poco de mi oscuridad.


Ambición de aquello que no puedo tener...

Hierve mi mente con esa idea clandestina de mis manos sobre tu piel... Me precipito hacía un lugar lleno de sorpresas... Cerca de una catástrofe, que lejos de evitarla, esa oscura parte de mi provoca y admite un deseo ya irrefrenable por tu aroma...

Me pierden las palabras, mi lengua arde por vetar una verdad ya innegable. Soy adicto a perder, fiel amante de lo imposible...